¿Qué es Animus?

Animus es un Centro de Desarrollo Humano que ofrece soluciones de coaching, en sus diversas modalidades, para fomentar el desarrollo del potencial humano, la calidad humana y el progreso de las organizaciones.

COACHING es un proceso dinámico, interactivo, reflexivo, creativo y confidencial en el que alguien (Coach) entrena a otras personas (Coachees) en el logro de sus metas, colaborando en el desarrollo de su mayor potencial.

Consideraciones Prácticas



















José Marcelli Noli

  1. En las tradiciones de sabiduría de todos los pueblos se considera a lo Sagrado como Triunidad y también a lo humano, como reflejo de esa triunidad. Entre la triunidad original y la triunidad como reflejo, hay un punto de encuentro que es el centro de siete niveles, de los tres de abajo y de los tres de arriba. Ese punto de encuentro se da en el plano espiritual, en el plano espiral, espiritual; en el plano donde se dan encuentro la espiralidad centrípeta del espacio, -la forma, lo humano-, y la espiralidad centrífuga del tiempo, el Ser, lo Eterno. En ese punto el Yoghi Iniciado fija su centro y trata de mantener su conciencia como un puente entre lo sagrado del Ser y lo humano de la realidad.
  2. Es importante tomar en cuenta que la realidad crea una dualidad en las aspiraciones de los Yoghis, ya que existen tendencias hacia el Yoga religioso y hacia el Yoga Iniciático. El Yogui religioso busca la experiencia superior como fusión o sublime evasión por medio de la fe. Esta es la idea vedántica ejemplificada en la gota de agua que vuelve al océano y se funde en él para perder su conciencia de gota. El Yoghi iniciado, por su parte, siguiendo la misma idea vedántica, es como la gota de agua que vuelve al Océano plena de experiencias y de conciencia y descubre que entre el Océano y ella no hay diferencia en lo esencial pues ambos son agua. La idea es, que con la fe, presiente la verdad, y con la conciencia se experimenta la verdad.
  3. Donde termina la Religión comienza la Iniciación. La experiencia de la verdad es la experiencia del Ser, del Centro, del Yoga, sin perder el contacto, el conocimiento, de lo humano, de lo relativo de la realidad.
  4. Tenemos, pues, el Hatha Yoga. El Yoga en el Ser y el Hatha en lo humano. La dualidad del Ha y del Tha, debe de manejarse en polaridad para activar las fuerzas necesarias para impulsar la conciencia desde lo Humano y la Naturaleza hacia el Ser Trascendental. –Toda acción humana consume energía-. En los actos de bajo nivel se consume energía densa, en las acciones elevadas se consume energía refinada. Esto explica porqué el Yoga, operativamente, debe ser alquímico, es decir, que debe de producir la transmutación de la Energía.
  5. El plan opertaivo del Yoghi Iniciado se fundamenta en la posibilidad de impulsar las energías Ha y Tha, que circulan por el canal derecho y por el canal izquierdo, por el canal del centro, Shusumna, ya que los centros de transmutación o refinerías de Energía son los Chakras y éstos se encuentran conectados al canal central que corre a lo largo de la columna vertebral desde el kanda (piso pélvico) hasta el Brahma Rundra (coronilla).
  6. A partir de estas consideraciones tenemos que actualizar el Hatha Yoga para estos tiempos iniciales de la Nueva Era, aceptando de antemano que debemos hacer revisiones periódicas para reajustarlo a las necesidades de los tiempos que vendrán, puesto que la Iniciación debe estar al servicio de la vida y la vida cambia y evoluciona constantemente recreando sus necesidades.
  7. El medio a través del cual se debe realizar la operación alquímica del Yoga es el cuerpo. El cuerpo debe ser preparado para que esta operación se realice con éxito. Ya se sabe que lo primero es optimizar la alimentación, el ejercicio y la higiene. En seguida hay que equilibrar las energías mediante la respiración alternada, para después impulsarlas a través del canal de Shusumna mediante bandas con directrices manejadas por medio de atenciones directas sobre los chakras en forma sucesiva.
  8. Para la preparación del cuerpo es necesaria la gimnasia. En este aspecto, no deben crearse dogmas ni sistemas rígidos. Los ejercicios de gimnasia deben responder a las necesidades de flexibilidad, según las posturas que se adopten para una secuencia encaminada a obtener un resultado previsto por el Gurú o por la persona autorizada por él. Es claro que los ejercicios se establecerán de acuerdo con las posibilidades de los discípulos en un momento dado de su evolución, y en relación con su edad, el clima y la geografía del lugar donde se practiquen.
  9. El Yoga como sistema de desarrollo humano y trascendental, tiene el objetivo de alcanzar el conocimiento y la experiencia profunda de Sí mismo, como Humano y como Ser. Ese conocimiento y experiencia es la iluminación, en mayor o menor medida, pues en Iniciación nada es concluyente. Un Iniciado nunca está terminado.